Blogia
UN TOQUE DE AZUFRE Image Hosted by ImageShack.us

Beam me up, Scotty!

Image Hosted by ImageShack.us

De Tendencias21.net

EL PENTÁGONO CONSIDERA EL USO DE LA TELETRANSPORTACIÓN COMO ARMA.

La fuerza aérea de Estados Unidos ha difundido un estudio sobre las posibilidades militares de la teletransportación que confirma el interés de esta tecnología, tanto para usos civiles como de defensa.

La teletransportación se refiere a comunicar el estado de un objeto (propiedades) a otro sin que exista entre ellos una conexión física aparente. Y aunque las posibilidades de realizar este sueño se inspiran en distintas fuentes, lo cierto es que de una u otra forma la teletransportación formará parte de la cultura del siglo XXI, tal como se desprende del estado actual de las ciencias. Desde que en 1993 Charles H. Bennet, de IBM, Gilles Brassard, Claude Crépeau y Richard Joasza, de la Universidad de Montreal, Asher Peres, del Instituto de Tecnología de Israel (Technion), y William Wootters del Williams College, descubrieran que un rasgo de la mecánica cuántica, llamado enlazamiento, podía utilizarse en teoría para superar las limitaciones espaciotemporales, las investigaciones para posibles aplicaciones de la teletransportación no han parado.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos acaba de difundir un estudio encargado al físico Eric W. Davis, del National Institute for Discovery Science de Las Vegas, Nevada, con la finalidad de establecer el estado de los conocimientos sobre teletransportación y las posibles aplicaciones militares de esta tecnología. El objeto del estudio era recoger la información obtenida sobre la teletransportación de objetos materiales y proporcionar una descripción del estado actual de esta tecnología, tanto teórico como experimental, así como dibujar escenarios de posibles aplicaciones futuras.

El estudio pretendía también describir los procesos de teletransportación que se han desarrollado tanto naturalmente como en laboratorios, especificando las condiciones que se consideran necesarias para que estos procesos se produzcan. El estudio ha alcanzado estos objetivos y supone por ello una compilación actualizada de todos los conocimientos relativos a la teletransportación. La primera aportación se refiere a las posibles definiciones del concepto. La primera definición que propone Davis es la más conocida en el ámbito de la ciencia ficción y se refiere al transporte de personas de un lugar a otro del espacio sin recorrer distancia física alguna. Es una posibilidad que ni siquiera se considera como posible en el escenario futuro de evolución de esta tecnología.

Image Hosted by ImageShack.us

La segunda interpretación de teletransportación es la que se refiere al traslado de objetos inanimados por medios mentales, lo que el autor denomina como p-teletransportación. Davis la considera la opción mejor situada para posibles desarrollos futuros, siempre que se avance en el conocimiento de los mecanismos de la conciencia. La tercera definición se refiere a la teletransportación mediante el vacío o la métrica del espacio tiempo. En este sistema el traslado de personas y objetos se consigue teóricamente alterando las condiciones del vacío cuántico o la métrica del espacio tiempo, lo que Davis denomina vm-teletransportación.

El sistema de coordenadas usado en relatividad para describir el espaciotiempo, se conoce como métrica. El vacío cuántico es el mar de potencialidades que constituye el sustrato de todo lo que existe. Contiene todas las posibilidades, que sólo se concretan a través de las fluctuaciones que se desarrollan en su interior. Estas fluctuaciones son los estímulos que desencadenan el nacimiento de las partículas elementales y sus reacciones creativas.

Una cuarta posibilidad se basa en el enredo cuántico y se refiere a la teletransportación no de objetos, sino de sus propiedades, de un lugar a otro del espacio. Tal como explicamos en otro artículo, el enredo se consigue tomando un fotón y enredándolo con otro y luego separándolos entre sí. En ese momento se aproxima el objeto que se quiere teletransportar a uno de los fotones del enredo y el segundo fotón reproduce la alteración del primero instantáneamente, sin que medie ninguna influencia perceptible entre ellos. Para Davis, esta posibilidad se denomina q-teletransportación. Por último está la posibilidad exótica, consistente en el traslado de personas y objetos de un lugar a otro del espacio a través de supuestas dimensiones adicionales o universos paralelos. Es la e-teletransportación. Davis identifica y propone dos únicos modelos físicos para la teletransportación basados en la manipulación de la métrica espacio temporal o en el vacio electromagnético del espacio tiempo, también conocido como fluctuaciones de la energía punto cero. Davis recurre a una nueva modalidad de los así llamados agujeros de gusano, para convertirlos en lugares planos que pueden ser atravesados mediante la distorsión del espacio tiempo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Pedazo de Cabrón -

Tiene huevos que el National Institute for Discovery Science esté precisamente en Las Vegas.
Natural. Imagino que, entre ruleta y black-jack, esa gente han desarrollado todo tipo de supersticiones que luego formulan mientras matan el tiempo en la ofi antes de ir a fundirse el sueldo otra noche más.
Lo que no me habría imaginado nunca es que, cuando se te funden los plomos en el abismo ludópata, te conviertes en un poeta haiku: "El vacío cuántico es el mar de potencialidades que constituye el sustrato de todo lo que existe."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres