Blogia
UN TOQUE DE AZUFRE Image Hosted by ImageShack.us

Pesadilla antes de Navidad

Pesadilla antes de Navidad Otras veces he hablado aquí del espeluzne (teñido, con los años, de ascopena) que siempre me han provocado los payasos y los mimos. Aunque todavía tengo pendiente un "post" dedicado a mi otro gran pavor, los ventrílocuos y sus criaturas, creo conveniente, dada la proximidad de las fiestas más repugnantes del año, darle prioridad a otro disfraz-icono, malrrollista donde los haya: el Papa Noel de los huevos.

¿Pero cómo se ha dado cuenta nadie hasta ahora que cualquier pringao con las facciones ocultas tras una barba postiza así y metido en tan inmenso traje escarlata el único sentimiento que puede despertar en un crío es el del pánico más absoluto? Por si hicieran falta pruebas, aquí podéis encontrar una maravillosa galería fotográfica de niños asustados ante la proximidad de diversos Santa Claus de aspecto escasamente poco recomendable.

Hay de todo un poco: desde individuos con mirada de psicópatas, pinta de espectros, pederastas, borrachuzos-"homeless" de lo más deteriorado (al loro con el de abajo) o simplemente yonquis.

Un enlace perfecto para disfrutar en las estomacales fechas que se avecinan, y que, por cierto, me ha recordado esa atávica (y malrrollera, of course) tradición de la revista "TP" de vestir así a un famoso y montar un concursito entre sus lectores, a ver si descubren quién se oculta bajo la barba. Me estrujo la memoria tratando de recordar algunos nombres que se hayan puesta tan monstruoso disfraz y (horror) sólo me viene uno a la cabeza: ¡Ramón García!

Image Hosted by ImageShack.us
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Andrés -

Coño, en la primera parece que la niña tiene las bragas bajadas a la altura de los tobillos.

bannister -

Joder...a mí me pasaba con los gigantes y cabezudos.

La-Ruina-de-la-Familia -

Hay que quemar vivos a todos los Santa Claus que andan sueltos por ahí.

Galahan -

Joer, pues yo al único que conozco es a mi cuñado, que decidimos se disfrazara cada Navidad para sorprender a mis sobrinos (y sus sobrinos). Y oye, funciona, que se quedan boquiabiertos (Hasta que el mayor, bastardillo él, lo descubra y se haga el listo delante de sus primitas).
Pero vaya, las fotos (sobretodo la segunda que pones) son impagables...

Por cierto... eh... uh... ¿Hacen falta guionistas para la hora Chanante? Ju ju ju ju...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres