Blogia
UN TOQUE DE AZUFRE Image Hosted by ImageShack.us

El documental "de moda"

El documental "de moda" Otra de mis últimas críticas para "Fotogramas". Sobre una peli que abre el apetito.

SUPER SIZE ME

por Antonio Trashorras

Dirección y guión: Morgan Spurlock. Intérpretes: Morgan Spurlock, Alexandra Jamieson, Bridget Bennett. Fotografía: Scott Ambrozy. Música: Steve Horowitz. Título original: Super Size Me. Nacionalidad: USA, 2004.

En los 60, Hunter S. Thompson acuñó el término periodismo "gonzo" para etiquetar sus reportajes, caracterizados por implicarse más que nadie en los temas que trataba. Si bien él no creo la fórmula, sí que, al borrar toda línea entre persona y cronista, y extremando su comportamiento "kamikaze", acabó por ser conocido como el periodista dispuesto a experimentar en cuerpo y mente las consecuencias de cada uno de sus reportajes. Recientemente, Michael Moore fundió con éxito la "stand up comedy" envenenada y el documental político, mientras que Johnny Knoxville ("Jackass") diseñó un cóctel molotov compuesto de masoquismo exhibicionista, ingenuidad infantil y actitud punk, logrando un no-mensaje total a la medida de nuestra juventud más anestesiada.

Alumno de todos ellos, Spurlock, pese a mostrar rasgos afines a cada uno, no acaba de tener el talento afilado y único de esos incordiadores mediáticos. Reconozcámoslo, su divertida cruzada contra la comida basura, más allá del enfoque mártir y de su agilísimo ritmo (por algo se crió profesionalmente en la celeridad de la cadena MTV), carece del interés y la chicha de otros documentales recientes. "Super Size Me" no es sino un fulgurante trayecto hacia la obviedad, lleno de atajos informativos, datos mostrados en plan trilero y mucho malabarismo expositivo de cara a disimular el estatismo (narrativo) y la vacuidad (periodística) de varios minutos de su metraje.

Image Hosted by ImageShack.us

En el fondo, a nivel creativo, Spurlock ha pergeñado un producto con más de un paralelismo con esas mismas hamburguesas objeto de su ataque: un documental "fast food", de consumo fácil, sabroso, sí, pero más grasiento que nutritivo. Entiéndanme: entrener, entretiene; buscaba hacer pupa a McDonald, y lo consiguió. Pero no hubiera estado mal una visión creativa más audaz, y, desde luego, más voluntad de investigación, más vitaminas y menos endulzantes populistas.

LO MEJOR: la parte dedicada al "catering" de las escuelas.
LO PEOR: el escaso desarrollo de la premisa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

9 comentarios

miguel angel b. -

No soy adicto a McDonalds (basicamente porque tengo alergia a la hambuguesa. Veo una y me pongo a pensar en dibujos de Tom Sutton, que cosas)así que no se interprete lo que voy a decir como una defensa de la multinacional, ¿vale? Bueno, explicado esto...a mi lo que me daría morbo del bueno, y que estoy seguro que algún día se rodará, sería un trabajo sobre la trastienda de los grandes restauradores mosdernos y de diseño. O sea, esos que te sirven platos con más nombre que contenido cuando no aire perfumado. Me apuesto doble contra sencillo a que descubririamos cada cosa,¿verdad, Sr. Adria?...

La-Ruina-de-la-Familia -

Yo seguiré comiendo en McDonalds.Hacen una basura deliciosa.

Trashi -

Mejor que exista la peli, claro. Cualquier documental que remueva temas espinosos está bien que se haga, que se vea... Otra cosa es su valor intrinseco, más allá del mensaje.

J. Eden -

Todo lo que querais... pero despues de ver la peli se te quitan las ganas de volver a ir al burger de turno: no por que sea más o menos malo para la salud, sino porque ves que les estás haciendo el juego a unos cabronazos que dan muuucha rabia.
Punto para Spurlok.

Trashi -

Tendencioso es todo en general, pero, digamos que "socialmente", la preocupación por la alimentación infantil, y las medidas que pueden tomar los colegios, me parece lo más relevante de toda la peli.

En cuanto a la vomitona... pues parecía real. Ahora bien, cualquiera puede provocarla, con sólo hartarse de comer y luego esperar que lleguen las arcadas. Tampoco es una heroicidad, es obvio que no hay riesgo y al final tiene un plano de impacto facilón.

Janacek -

Vaya, me cae gordo este señor. La veré en video.
(Con tantos kilos como me sobran no pienso ir a verla, que luego sale la gente del cine señalándome :()

Judith -

a mi me parece que la parte de las escuelas es lo mas tendencioso de todo el documental... ¿como pretende que creamos que solo cambiando de dieta los estudiantes problemáticos han conseguido mejores resultados académicos? ¿no será que ha olvidado explicar todo lo demás? La vomitada post mcdonals también cuesta de creer...

angel theangel -

No acabo de entender el rollo de esta película. Quiero decir que es muy obvio que si como 7 días siempre en mc donalds y con los menus mas grandes, acabaré enfermo, pero tb acdabaré igual si me como un kilo de panceta al día o si solo como ensaladas, siempre me faltarán vitaminas o me sobrará colesterol...sobre la presunta adicción...no se el tío puede simularla y ya está.... no se, que el fast food es malo ya lo sabemos, no creo que este documental aporte nada, mas ue hacer mas grande el nombre de McDonalds en el mundo (no lo habrán patrocinado ellos????)

Martin Pawley -

El Morgan este es bastante teatrero y exagerado. No me cabe duda de posee un ego tan grande como el de Michael Moore, pero sólo dispone de una pequeñísima parte de su talento.

El documental es divertido, eso sí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres