Blogia
UN TOQUE DE AZUFRE Image Hosted by ImageShack.us

La princesa de la pradera

La princesa de la pradera Durante muchos años el "country" fue tan ajeno a mi gusto musical como la práctica de deportes de riesgo a mis vacaciones. Eso sí, fue descubrir a Emmylou Harris y la cosa comenzó a cambiar. Con ella me introduje lentamente (fue tras ver una foto suya cuando comencé a sentir cierto interés por su música; ya me conocéis...) y hoy, siempre que nadie me ve, prendo una fogata en mi salón, me planto un sombrero de "cowboy" y me quedo mirando al horizonte (en realidad es tele, pero entorno los ojos con mucha convicción) sintiendo toda la melancolía de la noche en el viejo Oeste.

Emmylou, hoy una de las máximas leyendas vivas del "country", fue lanzada hace cuatro décadas como adolescente prodigio de este estilo gracias al malogrado Gram Parsons (el de los Flying Burrito). Tras el fallecimiento de aquel, ella decidió continuar con el sonido creado por su novio. Su primer LP, "Pieces of the Sky", albergó ya una canción de éxito, "If I Could Only Win Your Love". No obstante fue su apretada y exigente agenda de conciertos por todo lo ancho del país lo que acabó por convertirla en una figura destacada. En escena cautivaba su presencia virginal, su indiscutible belleza y, sobre todo, claro está, su voz cristalina, muy alejada de la fuerte nasalidad de las (y los) cantantes country de siempre. Quizá fue por ello que pronto comenzó a ganar adeptos fuera de ese cerrado circuito, accediendo a ambientes más modernos y sofisticados musicalmente.

Image Hosted by ImageShack.us

A lo largo de estas décadas, la Harris ha evolucionado de forma modélica, alternando la respetuosa reinterpretación de viejos clásicos del "country", con cierto gusto por la fusión estilística, no muy bien recibida (cómo no) por los puristas del género. Sin duda es la gran dama del "country" que mejor ha sabido envejecer (no como Tanya Tucker, por ejemplo), y sin llegar a los extremos de fascinación que el moribundo Johnny Cash causó en torturados popes como Reznor, Oldham o Cave, ella también ha contado en los últimos años con reivindicadores de la talla de Michael Stipe o Beck.

Aquí os dejo dos de sus más memorables interpretaciones. Por un lado, la muy espesa moralmente, bizarra y poco menos que escalofriante Jerusalem Tomorrow, y la épica e infinitamente triste Wayfaring Stranger. Dos himnos místicos, con ecos de desolación y derrota, que en su voz, pese a todo, y a diferencia de otras versiones, no dejan de transmitir una espectral serenidad. Muy grande la Emmylou...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

luisdeluis -

Bien hablado Juanan.

Y también cabe escuchar a Wilie Nelson; a Nanci Griffith; a Randy Travis a Dwight Yoakam ..a los Byrds ¡Claro!

a Dolly Parton (cuando se pone en serio); a Uncle Tupelo, a Kris Kristofferson...etc etc

en fín a moitos tantos que demuestran que el country no es de gañanes, para darse cuen de la grandeza de esa musica

Anónimo -

no olvidarse del neo-country o como carajo se llame lo que hacen Wilco. Ah, y también, pero mucho más clásico, los Jayhawks.

R. -

Más que ignorancia, son gustos. Los integristas siempre tirando de KD Lang y Lyle Lovett. ¡Anda a obrar a la playa con el country, ortodoxo o no!

Juanan Cruz -

hace mucho que el country no es el tipico paleto con el violin y llevando el ritmo con el pìe... a mas de uno le deberian poner canciones de johnny cash, los mavericks, k.d. Lang, lyle lovett y de gente similar y sacarse los tapones de cera de la ignorancia.

R. -

Si la chica está muy rica, pero de ahí a oírla, mire, hay cosas que no.

Aureal -

Me quedo con la de los vaqueros. Y oiga, ya que está, ¿se va a animar a practicar uno de esos bailes regionales country?

"Chicas y chicos - cada uno a su lado - amarra a tu pareja - no seas remilgado - gira y gira - dos veces más - aprieta el lazo - come más judías - fecunda a tu señora - como si fuera una sandía!"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres