Blogia
UN TOQUE DE AZUFRE Image Hosted by ImageShack.us

Dios salve cada rincón de este bunker

Dios salve cada rincón de este bunker Hola, hola, probando, probando... Saludos desde el festival de cine de San Sebastián. Aquí ando, recién salido de ver "The Village" de Shyamalan y noqueado todavía ante la virulencia de esta su nueva y enfermiza parábola criptocatólica, pro-aislacionista y anti-progreso. Se vuelve a confirmar que este señor tristón, monstruosamente dotado para la fabricación de imágenes contundentes y la puesta en escena con fundamento, resulta un elemento ideológico de cuidado; todo un paladín de la emoción panfletaria y síntoma viviente del pánico cerval que late en determinado segmento de la actual sociedad yanqui hacia posibles amenazas externas y el (según Shyamalan, claro) deteriorado futuro moral de la civilización occidental. Estamos ante un artista torturado, contradictorio y con un miedo atroz, casi patológico, a muchas de las cosas implícitas en esta compleja realidad que, nos guste más o menos, nos ha tocado vivir a principios del siglo XXI. Quizá también, no lo niego, este perfil autoral y psicológico tan extremo, unido a su indudable talento visual y su artero uso de efectismos narrativos bien aprendidos, sea lo que le convierte en una de las personalidades más dignas de seguir (por peculiares) del moderno cine americano.

Temáticamente sus historias giran siempre alrededor de ciertas decisiones éticas radicales, cuya "necesidad" Shyamalan vende al espectador con tozuda convicción gracias a su talento escénico y su intensidad dramática. También, por desgracia, obligado por el componente prestidigitador que como guionista se auto impone siempre, sus crispadas alegorías religiosas con pirueta final acaban por chirriar demasiado, por culpa del, en ocasiones, precario maridaje entre su tono denso, doliente, y la pretendida solemnidad de su mensaje, con su (para mí, simpática) querencia hacia la bizarría "pulp". "The Village", al igual que todos sus anteriores films, manifiesta todo este juego de tensiones contrapuestas, si bien de manera más crispada, histérica y (quisiera creer) transparente para el gran público.
Considerada de manera exclusivamente fílmica, "The Village" resulta otro estilizado ejercicio de clonación por parte de su autor de los esquemas propios del terror de sorpresa y mensaje a lo Rod Serling, constituyendo una experiencia cinematográfica absorbente. Ahora bien, más allá de su labor como creador de artefactos genéricos disfrutables y de concienzuda elaboración audiovisual, sería deseable que un fundamentalista religioso, un retrógrado cultural, un cruzado de la intolerancia disfrazado de cuentista moral como Shyamalan, influyera lo menos posible en el modo de pensar de los espectadores actuales. O apañados vamos.

Saludos desde la bella Donostia y si voy teniendo algún rato libre durante el festival os seguiré contando cosillas sobre algunas de las pelis que vea. A cuidarse...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

20 comentarios

luis b. -

Antonio, no he leido las entrevistas con Shyamalan y tampoco he visto sus primeras películas, pero no puedo estar de acuerdo contigo. La interpretación que he sacado despues de verla es que Hurt y su cuadrilla son una panda de acojonaos que no pueden asumir el mundo tal como es. O sea un sitio complejo, plagado de incertidumbre y dolor entre otras muchas cosas. Creen que la maldad proviene de fuera de ellos mismos y recurren a esa solución, dándose de morros al final con que incluso en su "mundo ideal" esa misma incertidumbre y caos aparece en forma de crimen, acertando creo yo en la figura del idiota como fuerza de la naturaleza que desencadena conflictos. Y claro, tomando la decisión hipócrita de jugar a dos bandas, o sea, mandamos a la chica para que busque ayuda del exterior, pero seguimos manteniendo el status quo en el lugar. En fin, que no se si esa era la intención del director pero esta es la que me ha quedado cuando he salido del cine. ah, y eso si, Shaymalan es un tramposo que sacrifica un buen argumento con uno de sus finales-traquilla a lo "ahora os vais a enterar!".

Meri -

Hola Lola

Para mi es Blair Witch Project con DOGVILLE sin duda

lola -

¿y a nadie le ha traído ecos de Dogville?

La_Ruina_De_La_Familia -

A MNS debió llegarle por alguna vía el Barrio Sésamo español y ello le afectó hasta el punto de...Bueno,ya sabéis a qué me refiero:Espinete...

Trashi -

Rafa, cuando la veas comprobarás que el personaje de Hurt, pese a compartir, digamos, "filosofía" con Ozymandias, jamás hubiese llegado tan lejos en lo que a coste humano se refiere por hacer prevalecer su idea del mundo. Uno es como una versión pequeña del otro. Igual de zumbao, pero menos extremo.

Anónimo -

>>> Y no sé si pasarme con los "spoilers" para señalaros los dos o tres "clics" de guión que, para mí, demuestran de qué lado están las simpatías y el corazón del autor. Quizá habría que dejar algunas semanas para meterse en destripar más la peli, cuando ya la haya visto mucha más gente, ¿no

NO. Expláyate, pero ya, hombre. No te hagas de rogar.
EL que no la haya visto, que mire pa otro lado.

RM -

Ya digo que no la he visto. Pero el plan de Ozymandias y el de Hurt es el mismo: unir por el miedo a costa de una amenaza que no es.

Y Hurt, siempre lo ha dicho el propio Moore, es el modelo en el que está basado Ozymandias.

Noelio -

Lo siento, pero no le encuentro el parecido con "Watchmen". A mí me recordó más a un episodio de "Twilight Zone", a uno de los buenos.

Jerry el americano -

¿Watchmen? Me parece que a la gente le ha dado por encontrar ecos de Moore hasta en la sopa...

RM -

Me comenta Carlos (Pacheco) que la peli es prácticamente Watchmen, y que hasta William Hurt hace de Ozymandias...

Joder, que la voy a tener que ver y todo...

Roberto -

Me gustaría ver la primera película de Shyamalan. No la de "Los primeros amigos", esa del niño en colegio católico que busca a Dios (ya la vi), sino la de él iéndose a la India ("Praying with anger") ¿Alguna idea de cómo conseguirla o verla?
Tampoco soporto a Guediguian. La diferencia entre estos santurrones de izquierda (o de derechas, viene a ser lo mismo) y autores interesantes como Shyamalan (me importa un bledo la ideología que tenga) es que unos sacan el mundo como les gustaría que fuera o como lo ven desde su perspectiva deformada y otros nos muestran como es en realidad. O eso me parece a mí.

Trashi -

No, si tal vez la razón la llevais vosotros y no yo... pero no creo, je, je. Mirad, las "intenciones" de Shyamalan, su mensaje, su forma íntima de ver el mundo no sale de escarbar con finura en los rincones interpretativos de según que escenas de su última película... no. Basta con leer sus entrevistas a lo largo de diez años, los textos promocionales escritos por él y comparar los elementos comunes en todas sus pelis (todas, hasta la primera, esa que nadie parece tener en cuenta) para sacar conclusiones bien obvias sobre su ideario. Ultracatólico es; siempre lo ha sido. En "Signs" era rampante, y en "The Village" está más atenuado, pero está. Insisto en que a mí, cinematograficamente, me da igual. Lo considero un cineasta excepcional, independientemente de que en el apartado ideológico su mensaje me parezca abyecto. Tampoco hay que dramatizar el hecho de que alguien con quien comulgamos a nivel creativo nos repela ideologicamente. Esas cosas pasan. Y, de hecho, me entristece más toparme con ejemplos de lo contrario, sin ir más lejos Guediguian; un bienintencionado con quien comparto contenido ideológico, pero cuyas películas no soporto. Volviendo a "The Village"... me sorprende bastante esa ambiguedad que algunos percibís en ella. Y no sé si pasarme con los "spoilers" para señalaros los dos o tres "clics" de guión que, para mí, demuestran de qué lado están las simpatías y el corazón del autor. Quizá habría que dejar algunas semanas para meterse en destripar más la peli, cuando ya la haya visto mucha más gente, ¿no?

Jerry el americano -

Yo tampoco creo que The Village sea una apología, sino más bien una (lamentablemente tramposa, es el talón de Aquiles del talentoso Night) alegoría de los tiempos que corren. No veo criptocatolicismo por ningún lado, Antonio. No esta vez.

Roberto -

Disiento del todo del comentario de Trashi. No hay alegoría religiosa en The Village. También podrías verla como una crítica a ciertas buenas intenciones (la de los mayores de la aldea y por extensión hacia varios aspectos de nuestra sociedad). No me refiero a una crítica feroz, fijándose sólo en aspectos negativos y cargando la tinta en ellos. Sino más bien a un comentario mucho más complejo sobre un mundo donde lo bueno y lo malo se mezclan de forma orgánica.
Lo admirable del tipo es que no te escamotea nada. Es decir, la película empieza con un niño muerto a causa del aislamiento auto-impuesto. Vemos el terror de todos los niños y jóvenes encerrados en los sótanos cuando "los que no tienen nombre" pululan por el pueblo. Vamos, que tampoco los presenta (a William Hurt y cia) como seres ejemplares. Incluso, al final me parecen bastante hijos de puta. Es cierto que tampoco los desligitima del todo. Pero ya sabemos lo que dicen del infierno y las buenas intenciones. Acusar a esta película de fundamentalismo religosio y de ser retrograda culturalmente es como suponer que "¡Qué verde era mi valle!" de Ford era un simple ejercició de nostalgia políticamente conservador.

miguel angel . -

No sé, Trashi...tengo mis dudas acerca de cual es la postura de Shyamalan respecto a sus personajes y motivaciones. Está claro que empatiza con ellos (de hecho, cómo no hacerlo...y máxime cuando descubres que es gente de terapia) , pero también me parece que Syalaman duda de la eficacia de su sociedad perfecta-que, por cierto, la veo yo con los días contados cuando mueran los capitostes del lugar o se acabe la pasta para desviar aviones.
Ya digo, dudo...
Ahora, el hombre es un magnifico cineasta y el tema-el miedo como factor de cohesión social-tiene verdadera enjundia.

Trashi -

La película es de un virtuosismo fílmico apabullante. Es un monstruo de la pantalla. Pero necesita un psiquiatra, o algo. Quizá un viaje largo por otros lugares del mundo, lecturas nuevas (además de la biblia), enamorarse de alguien que le lleve la contraria... Vamos que en ningún caso discuto su cine; me preocupa él, su mensaje, su visión del mundo.

fnaranjo -

Sería una discusión larga... porque, en efecto, los marcianos comunistas de los años 50 son, ahora, perfectamente inocentes.

Por lo demás, Shyamalan tiene un ojo mágico para plasmar el desasosiego en la pantalla... y para hacerlo, además, con un respeto exagerado por sus clásicos (que vienen a ser los nuestros,ojo). Tan exagerado que, a veces, casi, casi...

josemi -

yo la ví el mismo día que tú, Antonio -como sabes- y me encantó a nivel puesta en escena, como siempre -acertada esa alusión tuya a Rod Serling...Sobre lo que dices de su mensaje, ya lo había escuchado antes, pero ¿tendríamos que darle tanta importancia o es sólo una excusa para una peli de género-excelente, eso sí? ¿no nos pasamos a veces? vale, tampoco los et's USA de los 50 eran inocentes, pero hoy eso nos importa un pimiento...y de Shyamalan nos quedaremos con su arte...Para manipular ya está Michael Moore.

SrLansky -

Que el festival de San Sebastián ya ha empezado. Que envidia (aunque la verdad la de Shyamalan ding-dong no estaría entre mis prioridades).

bannister -

Buenas.Los calentorrillos que estén por allí pásense a ver "Nine songs", la de arena de Winterbottom...hay yoghourt de sorpresa.Saludos a todos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres