Blogia
UN TOQUE DE AZUFRE Image Hosted by ImageShack.us

La casa que Joss construyó

La casa que Joss construyó Hace tres meses que vi la séptima y última temporada de "Buffy" en DVD y desde entonces tengo el gusanillo de escribir algo sobre ella. Bueno, en realidad me apetece escribir algo que cubra toda la obra en conjunto, de principio a fin. Pero no hay tiempo, amiguitos. Si me pongo, me pongo... y cualquiera saca las horas necesarias para quedarme de verdad a gusto, para quitarme la espinita de reconocimiento que creo que, en honestidad, les debo a Joss Whedon y su soberbio equipo de guionistas, actores y realizadores por tantas horas de diversión, emoción y pasión ante la pequeña pantalla.

De momento, en espera del rato necesario para explayarme, sólo os diré que si todavía sois de esos prejuiciosos a los cuales les resulta mosqueante el reconocimiento de tanta gente "seria" hacia una serie titulado "Buffy cazavampiros", si os parece imposible que “eso” os pueda gustar a vosotros, si incluso habéis picoteado algún capítulo y la cosa sigue sin fascinaros precisamente... bien, pues juro por mi muñeco de Eduardo Manostijeras que hasta hace no demasiado (casi dos años) yo era como vosotros. Recelaba de los “buffymaníacos”, me escamaba su nivel de seguimiento, de inmersión en ese universo narrativo que como mero espectador esporádico podía encontrar simpático, sí, pero desde luego lejos del tipo de ficción que realmente te llega dentro, te aporta cosas, te influye...

Yo había seguido toda la primera temporada en la tele (Canal +) e intermitentemente la segunda. Simpatizaba con su espíritu “teen” sin caer en las tramas idiotas y los clichés hormonales (cosas que a las que yo tampoco hago ascos, todo sea dicho). La serie me parecía un ejemplo modélico de producto inteligente para jóvenes (de edad y/o espíritu), pero no más que eso. Algo defendible en su justa medida pero tampoco para organizar una cruzada por ella.

Fue la exposición continuada, temporada tras temporada, gracias a la generosidad de un amigo poseedor de esas envidiables cajas de DVDs de procedencia extranjera (ahora afortunadamente se están editando aquí), lo que terminó convirtiéndome también a mí en “uno de ellos”. Me limitaré a decir que tras visionar el ÚLTIMO capítulo de la séptima temporada sentí un vacío en el estómago sólo comparable a esas sensaciones que a uno le asaltan cuando experimenta cambios de verdad importantes en la vida. Tal había sido el incremento de intensidad emocional inyectado por Whedon & Cia desde aquellos lejanos primeros años, que 144 capítulos después me resultaba muy, muy difícil concebir que jamás iba a volver a saber nada de aquellos personajes (alguno siguió apareciendo en el “cross over” “Angel”, pero eso es otra historia...).

Desde entonces busco algún sustitutivo televisivo bajo cuyos efectos superar el síndrome de abstinencia de “Buffy”. He comprobado, como era imaginable, que lo más efectivo es recurrir a otro producto Whedon, claro. “Angel” sirve, atrapa y te sacude (me falta por ver la quinta y última temporada), pero no acaba de ser lo mismo. “Firefly” también me resultó muy grata, pero, ay, fue tan breve... Desde entonces le he dado una oportunidad a “Alias” y, aun divirtiéndome, no diré que no... debo reconocer que me aferro a ella como un clavo ardiendo, buscando la emoción televisiva perdida, con un algo vergonzoso espíritu de “a falta de pan, buenas son tortas” (Abrams, tío, eres bueno y me caes bien, pero... Joss te mira todavía desde arriba).

Espero que pronto llegué la caja con la quinta temporada de “Angel” y se estrene “Serenity” (la peli de “Firefly”) y (espero) se produzcan los prometidos telefilmes protagonizados por los personajes secundarios de “Buffy” y “Angel”. Entonces y sólo entonces sé que se me calmará esta extraña sensación de vacío en la boca del estómago, esta intranquilidad que siento al saber que esos personajes que tan bien conozco están por ahí, sueltos, viviendo dios sabé que cosas... ¡sin que yo los esté viendo!

No sentía nada parecido desde que los comics Marvel dejaron de editarse en España tras la desaparición de Ediciones Vértice y me quedé colgado con las aventuras de los “X Men” de Claremont. Eso no se le hace a un adicto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

20 comentarios

Alexander -

He leído mas arriba que en el doblaje castellano de Los Soprano hay censura, yo la verdad es que he visto la serie tanto en inglés como en castellano y no he apreciado esa censura que comentas, me atrevo a decir incluso que el doblaje es correcto.

Trashi -

Mauro, si viste "Buffy" un día en el Plus ya no hace falta que te diga más sobre lo tergiversado que llega la obra al espectador que no tiene acceso a los DVDs en inglés. No sólo las voces son espantosas (además de Willow, también Anya y Spike están totalmente arruinados en castellano) sino que las traducciones arrasan con multitud de referencias y chistes verdaderamente inteligentes y elaborados. Los doblajes apenas son un pálido reflejo de la célebre chispa del diálogo original, una de las cosas que primero llamó la atención de la serie.

Trashi -

Roberto, deduzco por lo que dices que estás viendo la serie en el Plus, es decir, doblada. Por lo tanto cuando dices que una escena está bien o mal interpretada date cuenta de que estás valorando a los dobladores, no a los actores. Te aseguro que en versión original TODOS los actores tienen un nivel estratosférico, y esa escena concreta a la que te refieres, recuerdo que en inglés me puso los pelos de punta. La Gellar parece que es muy problemática en el trabajo, ahora bien como actriz la tía es suprema, inmensa. Especialmente en las temporadas quinta, sexta y séptima tiene momentos de una altura dramática impresionante.

Respecto a lo de Spike, básicamente no estoy de acuerdo contigo, y la visión de Adela la subscribo a medias. Cuando tenga tiempo dedicaré una entrada a Spike... y mi relación con su él (y su psicología, o así).

Mauro -

La segunda temporada de Shield es mucho mejor que la primera. Y Six feet, comparada con las tres primeras de Buffy (que ya sé que no es comparable por año de producción, género, etc.), tú me dirás sinceramente si no es una maravilla.

Por otra parte, desde luego, ver Shield, Sopranos o Six feet en español debe ser terrible.



De hecho, los Sopranos en el doblaje español del plus está bastante censurada. No sé yo si el jefe de doblaje es legionario de Cristo o qué, pero no sólo ha eliminado expresiones y chistes sino que incluso ha cambiado algunos hechos.

La producción modesta en tele frente a cine, desde luego que se basa mucho en las interpretaciones de los actores, pero también despeja de efectismos la dirección y el guión se convierte en el verdadero protagonista, cosa que me parece de puta madre.
No hay cosa que más deteste que fuegos artificiales al servicio de una leyenda urbana, un chiste o un lugar común. Y eso es el 90% del cine comercial de hoy en día.

Por cierto, el otro día vi un trozo de Buffy en castellano y no me pude creer la voz de gilipollas que tiene Willow. Creo que es la misma que tenía Laura Ingels, ¿no?

Un deseo: que mueran de una vez esas tres o cuatro actrices que ponen siempre las voces de los niños en cualquier peli doblada al español. Cuando no tengo más remedio que ver una y aparece un niño me sacan de lo que me están contando y me transportan a una representación de títeres.

Si es que ponen la voz hasta al niño de "Salto al vacío", que se supone que es algo así como con pretensiones realistas.

Roberto -

Trashi, estoy de acuerdo en que la evolución de Spike es modélica y se ha convertido en el personaje más interesante (en lo que llevo visto en el plus). Pero después de todo lo que ha pasado Buffy, que la muchacha tenga tantos reparos por tener una relación sexual con este tipo me parece que va contra el personaje (Aunque la explicación de Adela me parece buena). La escena en que Buffy se confiesa a Tara y dice esa frase horrible de: "¿por qué dejo que Spike me haga esas cosas?" es la peor interpretada de toda la serie. Resulta muy poco convincente. De todas formas supongo que evolucionará a mejor.

PaulJ -

¿Que si está bien "Wonderfalls"? Im-presionante, oiga. Bájese el episodio piloto de por ahí y lo podrá comprobar usted mismo (yo me enganché tras ver los 30 primeros segundos). Eso sí, es un género distinto; no hay vampiros/demonios/monstruos, sino que se trata más bien de una comedia romántica/fantástica (pero ojo, con mucha más mala leche; si lo primero que se te viene a la cabeza al oír "comedia romántica" es lo de Tom Hanks/Meg Ryan, olvídate porque "Wonderfalls" va justo en la dirección opuesta).

Trashi -

Respecto a la relación Buffy-Spike también hay tanta tela que cortar...

Mi idea final, personal e intransferible, claro, es que Spike es el personaje más "real" y "humano" de toda la serie. El transito hacia la adultez, la complejidad moral y las texturas emocionales agridulces que se inicia en la cuarta temporada y encuentra su climax en la controvertida sexta, no es sino la evolución de Spike del "cliché" punk-vampírico al de persona de carne, hueso y contradicciones.

Trashi -

PaulJ... ¿de verdad está muy bien "Wonderfalls"? Minear me parece magnífico pero la serie ha recibido críticas muy desiguales.

Trashi -

Mauro, yo he visto las primeras de "The Shield" y "Six feet under". La primera me gustó bastante, y la segunda a ratos, pero sin reconocer en ella la maravilla que tantos parecen ver. Eso sí, las he visto con los apestosos doblajes castellanos y he comprobado que fehacientemente que eso reduce la efectividad de cualquier producto televisivo en un 40% como mínimo. en conjunto, las series se apoyan muchísimo más que las películas en la competencia de los actores, ya que visualmente suelen ser productos menos llamativos, de producción más modesta. Por ello, ver una serie doblada elimina por completo el efecto positivo de las interpretaciones y transmite una sensación más bien planita. Quisier ver "The Shield", "Six feet..." y todas las series en general en versión original, como hice con "Buffy". También me gustaría revisitar entera y en v.o "Babylon 5".

El Quiroga (again) -

ER. Prueba con ER. Yo siempre acabo volviendo al County cuando necesito algo de adrenalina televisiva y buen melodrama rebañado en sangre. Sigue siendo de lo mejor del género... y por mucho tiempo...

Trashi -

Ja, ja, ja... sospechaba que había muchos más como yo, pero no me esperaba esta avalancha. Está claro que tendré que meterme más a fondo con "Buffy" en el blog... De todo lo que habéis dicho, me quedo con la digamos polémica despertada por la sexta y séptima temporadas. Al respecto sólo tengo que decir que, para mí, la sexta es una obra maestra absoluta de la historia de la televisión. Así, a lo bestia. Y si me tuviera que quedar con diez episodios favoritos de toda la serie probablemente cuatro o cinco serían de esa misma temporada. En cuanto a la séptima la considero humanamente errática, titubeante en algunas fases, con algún cápítulo esporádico un poco malo, PERO... unos siete u ocho sublimes. Y poco más puedo decir para no putear a los que todavía no hayan llegado ahí. Eso sí, dos capítulos a retener de la séptima: "Conversaciones con personas muertas" (subyugador) y "Cosas que no me contaron mis padres" (el último y definitivo eslabón en la sobrecogedora mitología de Spike y su relación con la "slayer" afro). Dos episodios, insisto, para la historia y dignos de entrar muy alto en el "top ten". Bueno, corto que me enrrollo demasiado.

Adela -

Al habla otra Whedonzombie... Yo me enganché hace ya dos o tres veranos, con el primer pase por el Plus de la quinta temporada. Antes sabía de su existencia, pero no le había prestado atención, salvo las noticias que surgieron cuando se aplazó el pase final de la tercera temporada en USA por el tema de las masacres en los institutos. Bueno como decía, la quinta temporada... al llegar el episodio en el que se narra la historia de Spike ya estaba enganchada. Del todo.

Desde entonces he seguido un proceso intensivo de inmersión en el universo de Buffy y, con los altibajos lógicos, claro, me parece una gran, gran serie. Una verdadera Comedia de la adolescencia y la juventud que da la vuelta al tópico de la rubia tonta. Las rubias ya no son tontas y las mujeres pueden, podemos, enfrentar cualquier cosa. Hasta nuestra propia oscuridad.

Hablabas del final de la última temporada, Antonio. No pude resistirlo y leí el guión. Sólo por eso le guardaré gratitud eterna a Joss Whedon.

Roberto, yo no creo que lo de Buffy esté forzado. Después de comerme un rato largo la cabeza creo que lo que le pasa a Buffy, lo que le enfada y le asusta es que Spike no es Angel. El hombre del que ella está (?) enamorada se convertía en un psicópata amoral al perder su alma. Y ahora se encuentra con este tipo, Spike, que no tiene alma, que no es precisamente una hermanita de la caridad... y que sin embargo la ama. Y no de boquilla. Y para colmo ha conseguido que ella le desee hasta preguntarse si algo anda mal en su interior por desearlo.

Bueno, ya os he dado mucho la brasa. Me encantaría ver ese comentario sobre Los Soprano... y contribuir a él, claro...

PaulJ -

Me permito recomendarte "Wonderfalls", la nueva serie de Tim Minear, guionista de algunos de los mejores episodios de "Angel" y mano derecha de Whedon en "Firefly". El único problema es que también se queda corta (son sólo 13 episodios y en EE.UU. la cancelaron tras emitirse cuatro), pero vale mucho la pena.

Roberto -

Y ahora un motivo de debate. Ya sé que la sexta y la séptima temporada de Buffy han sido las más denostadas por los fans. Hasta ahora no estaba de acuerdo, pero después del episodio de ayer -Buffy confensando a Tara su relación sado-maso con Spike- empiezo a estar de acuerdo. Me parece estupendo que los personajes hagan un viaje a sus zonas oscuras, como dice Whedon. Y en el caso de Willow me parece muy logrado, con lo de su adicción a la magia. Pero en el caso de Buffy creo que está muy forzado. Todo porque practica sexo sucio con Spike. Tampoco es para tanto, digo yo.
Y para terminar, creo que esta serie ha capturado el espíritu de los comics de superhéroes y lo adaptado mejor que cualquier tebeo actual (bueno, quizás el X-Men de Morrison, por lo poco que he leído).

Roberto -

Comparto tu adicción, Trashi. Aunque lo malo de estas series de culto es que te enteras de todo antes de poder verlo, al menos los que nos resignamos a verla por la tele. La primera temporada no me llamó demasiado la atención, aunque cualquier cosa con vampiros siempre es de agradecer. Y como decía mi novia: "hombre, una caza-vampiros adolescente con wonderbra. Esto parece interesante". Creo que el momento en que caí en la cuenta de que la serie era buena fue ese episodio en que Xander solicita un encantamiento amoroso y todas las mujeres de Sunnydale le persiguen, menos Cordelia. Y por supuesto el emocionante final de esta temporada. Recuerdo muy bien el penúltimo episodio, cuando Drussila se carga a la cazadora africana. Desde que la serie pasó a ser mucho más fantástica, con todo el mundo aceptando sin problemas que Buffy es una cazavampiros y que los demonios pululan por todos los sitios, la cosa mejoró muchísimo.

alvaro -

Me ha pasado igual. Vi un par de capitulos hace unos años y me parecieron incluso malos, pero este verano me he puesto a seguir la que creo que es la sexta temporada y estoy totalmente enganchado. ¡Me has matado diciendome que solo queda una mas! (aunque afortunadamente para mi siempre puedo intentar conseguir las anteriores temporadas).
Por cierto, ¿para cuando un comentario sobre Los Soprano?

miguel angel b. -

Simétricos tu proceso de...adicción...y el mio, Trashi. Calcados, salvo que lo mio es como quien dice de anteayer. O sea, que me resistí algún tiempo más (viejo testarudo...)pero en estos momentos no hay medio dia sin Buffy.
(Mi proceso de reconoversión puede intuirse, más que seguirse, en Dixto)
¿Qué encantamiento envolverá a esta serie?

Mauro -

Por cierto: si tienes un proyecto en condiciones sobre Buffy, puede que te interese esta cole que hemos empezado a sacar en una de mis asociaciones:
http://www.atiza.info/vadillopedroso

No es una colección Vértigo, así que guías de episodios y semejantes no son bienvenidas. Orientaciones más personales, sean lo marcianas que sean, puede.

Mauro -

Te recomiendo Shield y, si no eres tan cagueta ante la realidad como tu compañero David (que reconoce abiertamente que le da mal rollo el realismo), Six feet under. Las dos segundas temporadas de cada son, sin duda, lo mejor que he visto este año. Ahora voy a probar con Nip/Tuck.

RM -

Tendremos que acuñar un nuevo término: whedonzombies.

Y el final de Angel todavía deja más sensación de vacío en la boca del estómago, ay.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres